En Reggio Emilia, un ciudad de Italia, falleció un bebito de 5 meses después de que sus padres le practicaran una circuncisión. La intervención casera se complicó, y el bebé sufrió un paro respiratorio. Los padres lo llevaron inmediatamente al hospital donde lamentablemente falleció. Las autoridades italianas abrieron una carpeta por homicidio contra los padres que realizaron la “cirugía”.

Esta es una practica clandestina cada vez más común en Italia, que lleva consigo muchas complicaciones llegando a ocasionar la muerte.