Por Mariana Rojas

 Evelyn Hernández; mujer de origen salvadoreña, fue víctima de violación durante meses, ella nunca se atrevió a denunciar los hechos, pero el 6 de abril de 2016, después de sufrir fuertes dolores abdominales, y tener una fuerte hemorragia, se desmayó; por lo que fue trasladada al hospital, en donde los médicos señalaron que había sufrido un aborto, lo que hizo que las autoridades se hicieran presentes en el lugar, ya que, cabe señalar en el Salvador, el aborto está penado con hasta 40 años de prisión.

 Las autoridades iniciaron la indagatoria correspondiente, y aunque Evelyn aseguraba que no tenía idea de que estaba embarazada, fue detenida y acusada de homicidio agravoso.

Tal caso causó revuelo, no solo en El Salvador, sino en diferentes partes del mundo, ya que un tribunal buscaba condenarla a 30 años de prisión por lo acontecido. 

Luego de las investigaciones pertinentes para determinar las causas, se reveló que el feto murió por neumonía aspirativa, por lo cual el aborto resultó ser totalmente involuntario. 

Tras permanecer 33 meses en prisión, este lunes se dio a conocer que un juez del Tribunal de Sentencia del centro de El Salvador, determinó absolver a Evelyn, ya que después de un largo juicio no se encontraron elementos acusatorios, dejándola así, en completa libertad.