En México fue en el año 2003 cuando se comienza a hablar de POLIAMOR (de manera formal, en un espacio educativo de crítica y reflexión). Sin embargo, es en Estados Unidos en la década de los 60 donde nace el término. Erróneamente a lo que muchos piensan, hablar de poliamor, no significa hablar de muchas parejas, de muchos amores (pues a ninguna de nuestras parejas se les ama igual), de mucha cogedera, la realidad es que el POLIAMOR, está más centrado en los temas de confianza, comunicación, respeto y amor, todo esto hacia cada una de las personas que amemos.
Hoy les invito a que por un momento desconfiemos de eso que nos han contado, que nos hemos creado, que creemos que es el amor. Permítanme poner en tela de juicio aquello que ustedes en comunión con sus creencias, piensan que es el amor. Deténgase un momento, tome asiento y lea:
Cuando hablamos del amor, de ese amor erótico, pasional, sexual, ese amor que se vive con las personas que elegimos, con quien además podemos compartir proyectos, familia, momentos, inmediatamente viene a nuestra mente un amor en pareja (una pareja constituida por dos personas), pocos son aquellos que se atreven a pensarse en mantener afecciones (si, de afectos) con más de una persona.
Ser poliamoroso es ser infiel, FALSO, pues en el poliamor algo que no esta permitido es mentir sobre nuestros afectos, si con el poliamor se busca una liberación de las relaciones de pareja, es contradictorio imaginar que estas relaciones estén basadas en mentiras o verdades a medias.
Ser poliamoroso es no saber que es lo que se quiere y por eso se vive en la indecisión, FALSO, son las personas poliamorosas las que justo están convencidas de eso que quieren por lo que toman las decisiones de vivir su amor fuera de estereotipos o rigidez alguna.
En el poliamor se vale todo, FALSO, lejos a lo que podemos imaginar, los acuerdos, reglas y toma de deciciones están mas presentes en relaciones poliamorosos, hablar de lo que se permite y de aquello que no, es algo muy presente en este tipo de relaciones.
Si habláramos de aquello que se cree del poliamor, conceptos como:
Infidelidad, Promiscuidad, Traición, Muchas parejas sexuales, inestabilidad emocional, Egoismo, Enfermedad y así la lista puede ser interminable, pero ¿qué creen? El poliamor implica mantener más de una relación, es cierto, pero las dos o más, estarán basadas en una comunicación efectiva, respeto para los involucrados, seguridad, autocuidado y estar dispuesto a entrar en la dinámica poliamorosa.
En algunos espacios de mis redes sociales preguntaba si ¿es posible amar a más de una persona? La respuesta es sí. De hecho lo hacemos casi todo el tiempo, amamos a nuestros padres, a nuestros hijos, a nuestros amigos, la trampa en el discurso se esconde en que pensamos que el amor a la pareja esta por encima de cualquier otro.
Antes de asumirse poliamoroso, reflexione si esta alternativa le conviene a usted, pues al final del día creo que la vida se trata no solo de vivirla a como podamos, sino de vivirla, disfrutarla y ser felices.

Ya tenemos página en facebook: Raúl Brunó, pedagogo sexólogo, manden sus preguntas, dudas, comentarios, siempre es grato leerles.