Mirarnos, reconocernos, nombrarnos, tocarnos, aceptarnos, son acciones que se pronuncian con cierta facilidad, llevarlas a cabo, practicarlas es otra cosa. para este trabajo me centraré en los ejercicios y experiencias vividas en este módulo.

    El cuerpo, nuestro cuerpo es al final del día lo único que tenemos, lo único que nos mantiene en pie o de cabeza, lo único que es verdaderamente nuestro. Hablar del cuerpo es hablar de uno mismo, de lo que somos, de aquello que nos gusta o que deseamos con todas nuestras fuerzas cambiar. Cuando hablamos entonces del cuerpo hablamos de aquello de lo que no podemos desprendernos, pues el del cuerpo es nuestro y nosotros somos el cuerpo, es una relación íntima una relación que está impregnada como la piel a los huesos, como la sangre a las venas.

    El cuerpo y la cultura no son realidades ajenas, sino que como dice Mauss: El cuerpo es el primer y más natural instrumento del hombre o dicho de otra manera es el primer y más natural objeto técnico y a la vez medio técnico del hombre.

    La modelación cultural es en primer lugar una modelación corporal, sus gestos más cotidianos como andar, comer, sentarse o estornudar supone el aprendizaje de unas técnicas, es decir, de comportamientos que han sido aprendidos, en este tenor, es importante señalar que también la no aceptación del cuerpo se aprende, hagamos una pausa y reflexionemos que tan seguros, satisfechos y felices estamos con el cuerpo que miramos cuando nos miramos al espejo.

    Cuando no poseemos el cuerpo que deseamos o que nos hacen creer que debemos desear, entonces comenzamos a no aceptarlo, a maltratarlo, a odiarlo. Pensemos entonces en ¿cuantos abrazos no nos hemos dado? ¿Cuántas caricias hemos evitado? ¿Cuántos “te quiero” se han quedado en el silencio? Todo porque alguien alguna vez nos dijo cuanto debíamos pesar, medir, actuar, ese alguien también nos dijo a quién amar.

Preguntas y Respuestas

¿Es peligrosa la pastilla rosa para la mujer?

Yo recomendaría antes tratar la falta de deseo sexual con tu terapeuta, pues más allá de que sea o no peligrosa, tu deseo puede incrementarse con algunos ejercicios que en pareja pueden hacer.

¿Por qué no lubrico cuando tengo relaciones sexuales a pesar de que siento placer? Sólo con un novio he lubricado sin problema

Es importante que acudas con un especialista, puede tratarse de hipolubricación, una disfunción común en las mujeres.

¿Es cierto que pensar en otras cosas o beber alcohol durante las relaciones sexuales ayuda a la eyaculación precoz?

Es cierto, estos son algunos ejercicios que se recomiendan en terapia y que si se ejecutan bien pueden tener buenos resultados, sin embargo, te recomiendo acudas a terapia justo a tratar temas como estos.