¿Cómo enseñar a tu perro a ir al baño? | Por MVZ Marco A. Hernández

118

Entrenar a un cachorro o perro adulto para que vaya al baño puede parecer desalentador, pero casi cualquier perro puede aprender a esperar en la puerta en vez de hacer sus necesidades dentro de la casa. Fija un horario para alimentarlo y sacarlo a la calle. Además, recompénsalo con regalos y elogios cuando haga sus necesidades en el lugar adecuado.

     Cuando haga un desorden en la casa, solo límpialo y sigue con la rutina, ya que castigar al perro resultará contraproducente y solo conseguirás que te tenga miedo. Todo lo que realmente necesitas para que tu perro se adapte a su vida como mascota es tener paciencia y buen humor.

Saca al perro a la calle en un horario fijo. Esto es lo más importante que debes hacer para que tu perro aprenda a hacer sus necesidades afuera. Para evitar los accidentes dentro de la casa sácalo a la calle a ciertas horas establecidas, primero en la mañana, luego sácalo cuando termine de comer o beber, finalmente sácalo en la noche antes que vaya a dormir. Trata de no olvidar ninguna “hora de salida” ya establecida, pues tu perro dependerá de ese horario para aprender a aguantarse hasta la hora fijada.

     Si estuvieras entrenando a un cachorro, necesitarás sacarlo al menos cada dos horas, ya que la vejiga de los cachorros es más pequeña y no pueden retener físicamente la orina por largos periodos de tiempo.

Alimenta al perro bajo un horario establecido. Esto ayuda mucho para el entrenamiento, ya que al tener un horario de alimentación será más fácil predecir cuándo el perro tendrá que ir al baño. Dale de comer siempre a la misma hora en la mañana y en la noche, luego espera de 20 a 30 minutos antes de sacarlo.

     Los cachorros necesitan alimentarse tres veces al día. Si tienes un cachorro, establece también una hora fija de almuerzo.

Aprende a interpretar las señales de que tu perro necesita salir al baño. Cuando empieces a entrenar al perro para que orine en la calle, el punto principal es ayudarlo a que comprenda que cuando tenga la urgencia de hacer sus necesidades significa que es el momento de salir. Si tu perro muestra señales de que necesita ir al baño, sácalo inmediatamente, incluso si es antes de la hora establecida para salir. Cada vez que el perro vaya afuera a hacer sus necesidades con éxito, la idea de baño = calle está siendo reforzada.

     Las señales de que tu perro necesita salir al baño incluyen: caminar con rigidez, olfatear el piso como si estuviera buscando un lugar para ocuparse, sostener la cola en una posición divertida, etc. Recuerda sacarlo a la calle 20 a 30 minutos después de cada comida y cada vez que tome agua, ya que probablemente tendrá ganas de ir al baño.

Escoge un lugar designado en la calle. Los perros son animales de hábitos. Puedes hacer que tu perro se sienta cómodo y menos ansioso escogiéndole un buen lugar para que lo use como su “baño” cada vez que salga de casa. Escoge un lugar cercano a la parte posterior de tu patio o, si no tienes uno, que sea cerca de cualquier lugar con césped.

     Siempre lleva al perro al mismo lugar cada vez que lo saques de casa y dale un premio o felicítalo cuando lo use. Recuerda seguir las ordenanzas de tu ciudad respecto a recoger los desechos de tu mascota. Si no tienes otra opción más que dejar que tu perro use un lugar público como su baño, necesitarás llevar contigo una bolsa para que puedas recoger los desechos y tirarlos a la basura.

Supervisa al perro durante su entrenamiento. Cuando lleves a tu perro o cachorro por primera vez a tu casa, planea en pasar mucho tiempo mirándolo para asegurarte de que no vaya al baño dentro de la casa. Este periodo de vigilancia es imprescindible porque te permite enseñarle al perro a asociar la urgencia de hacer sus necesidades con salir a la calle rápidamente. Interceptar al perro o cachorro antes que vaya al baño dentro de la casa es la mejor forma de entrenarlo rápidamente. Si lo dejas a su propia suerte, tomará mucho más tiempo en ser entrenado.

     Si no puedes permanecer en casa todo el día para supervisar a tu perro, necesitarás que alguien más vaya a tu casa para sacar al perro varias veces durante el día. Asegúrate que esa persona sepa que debe llevar al perro al lugar designado cada vez que lo saque y tomar todas las medidas de seguridad como el uso de collar y correa.

     Si tienes alguna duda sobre el comportamiento, la educación o la salud de tu perro no dudes en acudir con su Médico Veterinario, el mejor amigo de tu mascota