Cada vez son más recurrentes las unidades de transporte público que cuentan con cámaras de seguridad, y si bien , no evitan el robo, pueden ayudar a dar con los rateros y visibilizar la situación.

Esta ocasión fue en una combi que iba de Coacalco a Ecatepec, tres sujetos, al menos uno de ellos armados, comenzaron a asaltar la unidad, pero uno de sus pasajeros luchó para que no le quitaran sus pertenencias. Al final los rateros bajaron y el joven pudo conservar sus cosas, pero una señora lo regañó “por andar poniendo en riesgo a todos”. Y es que esta vez no hubo heridos, pero en más de una ocasión han baleado a quienes no entregan lo que con tanto trabajo  compran.

¡Si eres víctima de algún robo, denuncia!