La grabación marca las 11:45 de la mañana.

Un hombre que presuntamente estaba siendo secuestrado, sale de la cajuela de un sedán color blanco que iba a una velocidad bastante considerable. Rueda un par de veces y se alcanza a ver que se quiere desamarrar las manos.

Estas imágenes fueron obtenidas gracias a la cámara de otro vehículo.