En redes sociales circula el video del momento en el que una niña de 4 años es arrebatada de las manos de su madre.

La mujer camina sobre la banqueta con su hija tomada de la mano, en ese momento, un sujeto las comienza a seguir y se acerca para llevarse a la niña.

El hombre sale corriendo con la niña entre los brazos y su madre corre detrás de ellos, al parecer suben a un auto y desaparecen del lugar rápidamente.

Desafortunadamente, la indiferencia en este tipo de hechos se puede ver todo el tiempo en el vídeo, un hombre de gorra roja está sentado a menos de un metro de donde se roban a la menor y ni siquiera voltea a ver.

Cuando la madre corre detrás de su hija, suponemos que grita pidiendo ayuda (el vídeo no tiene audio), y un hombre aparece en escena corriendo tras el secuestrador, sólo en ese momento el hombre de gorra roja se levanta.