En redes sociales comenzó a circular el vídeo que muestra cómo un motociclista va detrás de dos personas que acaban de robar productos de un Oxxo.

La cajera sale del establecimiento volteando a ver a una pareja que acaba de salir y el motociclista pregunta qué pasa, acto seguido éste va detrás de ellos y cuando los encuentra les pide que devuelvan lo que acaban de robarse.

El acusado no niega en ningún momento que haya tomado las cosas, al contrario, le pide un “paro” al motociclista para llevar las cosas de regreso, metros más adelante la pareja deja las cosas en el piso para seguir con su camino, y el hombre le grita que eso no se hace, a lo que el joven intenta justificar diciendo: paro, güey. Soy barrio, güey.

El motociclista devuelve las cosas a la tienda y la cajera le agradece, pues aunque no fue un robo mayor, ella tendría que haber pagado las cosas. Además, no, no sé hace.