Un estudiante de medicina de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP) sufrió lo que a diario viven cientos personas: un asalto.

El joven con ayuda de un conductor de Uber, pudieron detener a uno de los cinco delincuentes que, con una navaja y pistola lo habían amenazado para despojarlo de sus pertenencias, pero ¿qué cree? que los vecinos en lugar de apoyar al estudiante, defendieron al ratero.

Hasta ahora se desconoce si los colonos liberaron al supuesto asaltante, o si fue puesto a disposición de las autoridades.

Los vecinos reconocen a los cinco asaltantes y saben que operan de esa manera: despojan de sus cosas a estudiantes de la BUAP.