En 1989 Claudia Mijangos terminó con la vida de sus tres hijos. Aseguró que una voz se lo ordenó y los acuchilló en repetidas ocasiones, inclusive a su único hijo varón de apenas   años de edad, le amputó la mano estado vivo.

El miércoles pasado, y después de estar 28 años recluida en el penal de Tepepan, Claudia salió en libertad. José Antonio Ortega Cerbón, magistrado del Tribunal Superior de Justicia dijo que Claudia deberá permanecer con medicación, revisión y vigilancia profesional debido a su salud mental.

¡Abajo el documental de su caso!