Este lunes, el legendario guitarrista de Queen, Brian May, publicó un vídeo en su cuenta de Instagram donde compartió que sufrió un ataque al corazón que lo dejó “muy cerca de la muerte”, y estuvo internado una semana en el hospital.

En el vídeo con que duró poco más de siete minutos, compartió que los médicos encontraron bloqueadas tres arterias que detenían el suministro sanguíneo hacia su corazón.

“Pensaba que era un tipo muy sano y todo el mundo me dice que tengo una gran presión sanguínea, un gran ritmo cardíaco y todo, y me mantengo en forma, voy en bicicleta, sigo una buena dieta, sin demasiada grasa”, mencionó el guitarrista.

Al principio creyó que la lesión que había sufrido en su jardinera era la causante, pero no fue así, tras presentar severos síntomas , le fue realizada una resonancia magnetica donde descubrieron las arterias bloqueadas.