¿Se acuerda de la canción de El Haragan “Mi muñequita sintetica”? En estos países “mi muñequita de hule, de plastico, oh oh” ya no es una metáfora.

En Europa la tendencia esta cambiando, lo de hoy ya no son los burdeles con sexo servidoras, sino con muñecas sexuales. Sí, muñecas de plástico y estéticamente perfectas. Inclusive hay un hombre que tiene a nueve muñequitas en su casa, una de ellas es como su novia.

Vídeo e investigación: BBC News