Pedro Infante, el ídolo mexicano de muchas abuelitas, falleció el 15 de abril de 1957 en un accidente aéreo. Su avioneta B-24 Liberator salió del aeropuerto de Merida, Yucatán y a los pocos de emprender el vuelo, la nave se desplomó ocasionando la muerte de los tripulantes.

Tenía 39 años y estaba en la cima de su carrera.

El hecho se dio a conocer por el locutor Humberto Sánchez Rodríguez de XEMH, quien interrumpió la programación: “¿Es realmente cierto que nuestro querido Pedro Infante ha fallecido?” -le preguntó al reportero Fernando Vales, quien le respondió – “Lamentablemente sí es cierto. Aquí tenemos las órdenes de despacho debidamente firmadas por Pedro Infante como copiloto”.

Pedro Infante había sobrevivido ya ha dos accidentes aéreos en 1947 y 1949, como dice el dicho “la tercera es la vencida” y en 1957 no corrió con la misma suerte.