A través de redes sociales de viralizó la carta del pequeño Uriel de apenas ocho años, dejó a sus padres luego de haber perdido su sacapuntas y su cuaderno en la primaria.

El pequeño escribió además en su carta de despedida, que no lo buscaran, que los quería mucho y los recordaría, pero debido a que perdió su sacapuntas y cuaderno, tuvo que irse.

La publicación se viralizó este viernes, por lo que autoridades y vecinos pusieron manos a la obra para encontrarlo, y afortunadamente horas más tarde apareció sano y salvo.

Sus familiares agradecieron en redes sociales el apoyo.