Mario Olivo Acuña de 21 años, era un estudiante de la Universidad Autónoma de Tamaulipas desaparecido desde el primero de junio, desafortunadamente el universitario fue encontrado sin vida dentro de un domicilio en Ciudad Madero.

La Procuraduría General de Justicia del estado, detalló que el joven habría sido invitado por su exnovia “Keren” al mercado de Ciudad Madero para posteriormente, con ayuda de su actual pareja y un implicado más, llevarlo al domicilio donde fue localizado.

Hasta ahora, el principal móvil del asesinato señala los celos de Gilberto, uno de los detenidos y actual pareja de “Keren”.

El abogado de la familia detalló que la causa de muerte fueron los golpes recibidos por sus captores, sobre todo en la cara. El cuerpo de Mario fue encontrado completamente desmembrado.

El juez dio seis meses para terminar con la investigación y dictar sentencia a los presuntos responsables.