Un insecto asiático letal llegó a Estados Unidos y puso en alerta al país

565

Una especie que nunca había sido detectada en Norteamérica está amenazando a los cultivos que dependen de la polinización y a los humanos que se interponen en su camino.

Se trata del avispón gigante asiático, también conocido por su nombre en latín como “Vespa Mandarina”, una especie que puede crecer hasta 5 centímetros y extender sus alas 7.5 centímetros. Además de su tamaño se le identifica por sus ojos en forma de gota, sus rayas naranjas y negras.

El insecto es originario de lugares como Corea del Sur, Japón y Taiwán, sin embargo, este avispón fue visto en la frontera de Canadá, en White Rock, British Colombia, en noviembre del año pasado.

Una de las principales preocupaciones es que estos “avispones asesinos” pueden decapitar 40 abejas por minuto y en cuestión de horas devastar panales completos. Lo que representa una amenaza para los cultivos, donde los apicultores alquilan sus colmenas a los agricultores que cultivan arándanos y frambuesas.

La Vespa Mandarina decapita de forma brutal a las abejas; desecha la cabeza y se queda con el resto del cuerpo para llevárselo como alimento a sus crías.

El avispón gigante produce un potente veneno y tiene un aguijón que incluso puede atravesar los trajes de apicultores. Según explicó el apicultor canadiense Conrad Bérubé al diario The New York Times, un enjambre de vespas mandarinas le atacó recientemente en Vancouver Island: “fue como si me clavaran chinchetas al rojo vivo en la piel“.

Además de los avistamientos en Canadá, la “Vespa Mandarina” ha sido vista en Washington, por lo que El Departamento de Agricultura del Estado de Washington está pidiendo a los residentes que informen sobre cualquier hallazgo del avispón para realizar un seguimiento de su propagación.

Aún no está claro cómo los avispones cruzaron el Océano Pacífico, pero se cree que pudieron haberse escondido en un barco de contenedores o fueron importados deliberadamente, señalaron algunos expertos en el tema.

Cabe recordar que el 70 % de la agricultura mundial depende exclusivamente de las abejas, por lo que en 2019 fueron declaradas por el Earthwatch Institute, como el ser vivo más importante del planeta.

Con información de Infobae y VOX.