Tren Maya dice no a las energías renovables, funcionará con diésel

131

Por J. Augusto Peña


El Tren maya es uno de los proyectos más ambiciosos que la administración actual llevará a cabo; además de uno de los más polémicos. Por un lado, debido a su elevado costo, el cual se ha estimado ronda los 972 MDP, y por otro, porque se calcula que para su construcción tendrán que removerse cerca de 750 hectáreas de selva, con lo que distintas especies animales como el mono aullador y el jaguar, verían su ecosistema devorado por toneladas de metal.

Ahora, para acrecentar la controversia en torno al Tren maya, se ha asegurado que no utilizará electricidad para su funcionamiento, como se había planeado en un principio, sino que utilizará diésel de Ultra Bajo contenido de Azufre (UBA). Esto se decidió luego de que el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (FONATUR) demostrara en un análisis costo-beneficio que la opción eléctrica es 6.8% más costosa.

El problema es que Pémex no cuenta con la infraestructura necesaria para la extracción y producción de diésel UBA. La Secretaría de Energía, (SENER), dio a conocer que aún si estuviera funcionando la refinería de Dos Bocas, en Tabasco, sería imposible producir todo el diésel que requerirá este medio de transporte. 

Aunado a ello, datos de Pémex referentes al primer cuatrimestre de este año, señalan que hay un déficit en la producción de diésel, ya que la demanda es de 216.6 barriles diarios, y se producen 113.7 barriles, de los cuales solo el 40% es UBA.

Con ello, lo que resulta es que será necesario obtener el combustible para el Tren maya por medio de empresas extranjeras. AMLO señaló el 1 de junio que quien gane la concesión del Tren maya podrá elegir entre obtener el diésel con Pémex o con empresas privadas. Pémex, con su déficit de producción, evidentemente, no será una opción. 

Por último, se esperaba que Pémex fuera capaz de producir diésel limpio desde enero del 2019, para así cumplir con la norma NOM-016-CRE-2018, que estipula que el diésel tenga 15 miligramos de azufre por kilo. No fue posible, y ahora se espera que este objetivo se cumpla en enero de 2025.