Definitivamente esta ciudadana de los Mochis, Sinaloa, se pasó el séptimo mandamiento por el arco del triunfo en plena casa de Dios. “NO ROBARÁS” y ella, tras persignarse al interior de la iglesia de San Juan de los Lagos, se robó la laptop que utilizaba el coro para amenizar las misas.

En el vídeo que comenzó a circular en redes sociales, se puede ver que la mujer finge rezar y de pronto desaparece de escena, pero segundos más tarde regresa y desconecta el cargador de la computadora mientras comienza a guardar la computadora en su bolsa.