Por Paulina García M.

Los que nacimos entre los años 1980-2005 pertenecemos a la llamada “generación del milenio”, la cual tiene características específicas que nos hacen diferentes a nuestros padres o abuelos. 

La principal característica de los millennials es que llegamos al mundo con la tecnología bajo el brazo, crecimos en una época en que la realidad virtual se empezó a apoderar de la vida real. La gran mayoría de nosotros preferimos el internet a la televisión, tenemos redes sociales que, en muchos casos, se han convertido casi en una extensión de nosotros mismos.

Aunque el uso de estas tecnologías es la principal peculiaridad para distinguir a la también llamada “generación Peter Pan”, existen otras particularidades que nos distinguen. Una de ellas es que retrasamos las etapas de la vida adulta, tanto en cuestiones laborales como en relaciones amorosas.

Aunado a lo anterior, varios de los millennials piensan que “los límites entre la vida y el trabajo no son nada precisos -de hecho, la vida es trabajo- y los canales de educación posibles no se circunscriben únicamente a lo formal: en un CV, es tan válido un posgrado como un hobby con el que está comprometido desde hace años”, así lo menciona el escrito electrónico ¿Perteneces a la generación de los millennials?

Si te sentiste identificado con algunas de las cualidades de la también llamada “generación Y”, tal vez pertenezcas a ese 30% de la población latinoamericana que es considera millennial.