El mercado ilegal de la marihuana ha disminuido debido a que se ha legalizado su uso en algunos estados de Canadá y Estados Unidos, es por esto que los grupos que se dedicaban a sembrarla han tenido que buscar otras opciones, sin dejar el sembradío de lado.

El “gran negocio” de ahora, son gavillas de delincuentes que asaltan la zona minera de la Sierra del Sur y sacan oro, mínimo de 14 quilates.

Sinaloa y Durango buscan combatir a los grupos criminales que operan en ambas entidades.

El alcalde de El Rosario en Sinaloa, comunicó que en tres semanas han tenido ocho asesinados que trabajan el oro “El municipio de El Rosario está viviendo la fiebre del oro”. Y al menos 260 habitantes ya han abandonado sus casas, su vida, debido a que los grupos armados intenta adueñarse de la zona.

El Secretario de Seguridad Pública de Sinaloa señaló que la siembra de marihuana ya no es tan rentable como antes, por lo que el crimen organizado a decidido cambiar de giro a algo más fructífero, como robarse los minerales de la sierra donde además hay plata y zinc.

El 30 de abril, el ejercitó se estableció en La Rastra, la comunidad más afectada por estos delitos. Por lo que después de un mes, el pasado 7 de abril por fin reabrieron las escuelas y centros de salud.  Los habitantes se sienten más seguros con el ejercito ahí, pero afirman que si se van, las gavillas volverán a delinquir.