En conferencia de prensa Matutina, el presidente Andrés Manuel López Obrador, acompañado de Rafael Ojeda Durán, secretario de marina, presentaron la estrategia para combatir el sargazo en el Caribe mexicano.

Al tomar la palabra, el secretario de marina, mencionó que el sargazo no es un problema, porque es una situación que se está dando en muchos países y que por primera vez el Gobierno de México lo afrontará:

“El sargazo no es un problema, es una situación que se está dando en muchos países y por primera vez se está afrontando como un problema de Estado”.

“Este fenómeno no es ni todos los días ni en todas las playas”.

Y como parte de la estrategia para combatir este fenómeno, Ojeda Durán informó que la Secretaría de Marina destinará 52 millones de pesos para atender 925 km afectados por el sargazo. 

Además, señaló que la Secretaría de Marina será la encargada de construir las sargaceras en lugar de comprarlas a particulares: 

“No vamos comprar sargaceras ni vamos a licitar”.

Los encargados de llevar a cabo las investigaciones serán la universidad de Baja California y el Conacyt, ya que, en palabras de el secretario de marina: “El problema del sargazo no es recogerlo sino qué hacer con él.

Después, Ojeda Duran presentó las actividades a realizar en el corto plazo:

Recolección de sargazo mediante unidades operativas de Semar:

  • Buques empleados
  • BAL-02 Libertador 
  • BI- 06 Río Hondo
  • PO-114 Ortega
  • Embarcación Defender 

Aeronaves Empleadas:

  • Un avión de patrulla costera 
  • Tres helicópteros 
  • 137 elementos de la Secretaría de Marina

Apoyo de la iniciativa privada y municipios 

  • Instalación de barreras en las playas congestionadas 
  • Colecta de sargazo con personal contratado 
  • Renta de sargaceras para colecta de sargazo en aguas someras 

Por último, el gobernador de Quintana Roo, Carlos Manuel Joaquín Gonzales, tras ser cuestionado por una reportera, con respecto a los problemas turísticos que acarrea este fenómeno, respondió que la ocupación hotelera no se ha visto afectada, aunque sí las actividades que se realizan en la playa, como tours, clubs de playa y restaurantes.

“Es muy importante empezar con acciones muy directas de desvío y recolecta de forma mucho más eficiente para que nos permita demostrar que el problema no es ni todos los días ni en todas las playas”.