Se suicida enfermera que se contagió de Covid-19

314

Una joven enfermera de Chilpancingo, Guerrero, identificada como María del Carmen, se suicidó el pasado 31 de mayo presuntamente por haber dado positivo a Covid-19. La mujer adscrita al Hospital General “Raymundo Abarca Alarcón” en dicha ciudad escribió varios mensajes en su cuenta de Facebook.

Seis días antes de su muerte, publicó las palabras del doctor Miguel Zapata Rojas: “Si mañana no despierto – me dijo – quiero que sepan que no me mató el COVID, fui muerto por la indiferencia de gobiernos sucesivos que desproporcionaron negativamente los presupuestos de salud”.

Cabe mencionar que a inicios del mes de mayo, la enfermera enfatizó en que la residencia oficial Casa Guerrero, donde se encuentra la oficina del gobernador del estado, se utilizara como albergue provisional para los trabajadores de la salud, así como se habilitó un espacio en Los Pinos (Ciudad de México).

Uno de los mensajes más largos publicados hace un mes en sus redes sociales enfatiza en lo incrédula que está la sociedad ante esta situación, y no le falta razón.

¿Usted no tiene que pelear en la tienda, panadería, en la fila de las tortillas por mantener su sana distancia? Yo sí.

“La sociedad sigue incrédula ante la situación por la cual estamos pasando, no, no son héroes sin capa, son personal de salud que día a día velan por tu familiar enfermo, que salieron de casa por que no tenían otra opción, todos trabajamos por necesidad, pero hay prioridades, ellos no podían suspender sus labores y se enfrentaron para cuidar, alentar y estar al pendiente al pie de la letra las recomendaciones para el paciente; en la facultad nos educaron para perseverar la salud de nuestros pacientes, no para dañar o empeorar.

¿Tienen que vivirlo para creer? Todo es gracias a nuestra sociedad retrógrada que no entiende, que no te pudiste quedar en casa, por que tu empatía y valores no dieron para más.