Esta muestra, resultado de la colaboración entre Sandra Pani y el poeta Alberto Blanco (Premio Xavier Villaurrutia, 2017), curador del proyecto, ofrece una mirada retrospectiva a más de dos décadas de producción artística de la creadora mexicana. En cuatro salas de exhibición, este recorrido invita al espectador a adentrarse en las profundas reflexiones y observaciones que han guiado la obra de la artista a lo largo de su carrera, así como su quehacer actual.

Distribuida en 530 m², la exhibición está integrada por una cuidadosa selección de más de 80 piezas, producidas por la artista entre 1998 y 2019. Óleos, dibujos, arte objeto y obras en técnica mixta, configuran un breviario plástico donde el yo, el cuerpo y lo femenino, los árboles y ramas, raíces o tendones, huesos y tallos, flores y nidos se desdibujan y reensamblan develando un único universo, bosque y cuerpo. En palabras de la artista: “Voy más allá de lo aparente para llegar a la esencia, al cuerpo, a mi cuerpo, al cuerpo de todos”.

En el trabajo de Pani el uso de la imagen en distintos contextos evoca a la introspección y observación absoluta que la genera. Así, ofrece al espectador matices y significados que no prescriben una interpretación de lo observado, sino que invitan a la autoexploración, a agudizar la mirada y a descubrirnos entre los paisajes y figuras, abstractas y figurativas que conforman Árbol de huesos.

Esta exposición estará acompañada de un interesante programa educativo que incluye conferencias, charlas, talleres, actividades lúdicas y visitas guiadas con la participación directa de Sandra Pani acompañada de Joaquín Díez-Canedo, Santiago Fernández de Caleya, Mercedes Gertz, Miguel Ángel Muñoz, Eduardo Vázquez Martín y Gonzalo Vélez, entre otros.

Se puede consultar la programación completa en la página electrónica www.sanildefonso.org.mx

En torno al trabajo de Pani, el poeta Alberto Blanco, curador de la exposición escribió: 

“En la obra de Sandra Pani se halla presente la arquitectura, la música, la literatura, las plantas, los animales, los huesos, el trabajo estrictamente visual de las formas, etc., al servicio de una búsqueda esencial. Una búsqueda que parte de lo conocido y que reconoce que, en la inmensidad de lo desconocido, prácticamente todo está fuera de nuestro alcance y comprensión. Y así está bien.

La estructura orgánica de las piezas de Sandra Pani, enraizadas en su cuerpo y en su relación con el resto de la naturaleza —pero, sobre todo, con el reino vegetal— la ha conducido a desarrollar una nueva manera de ver, entender y practicar la escultura. Una escultura “blanda” que tiene que ver tanto con el mundo del tejido —textiles y materiales traslúcidos que lo mismo velan que revelan sus imágenes— como con el universo de la danza. Con el cuerpo. Una forma personal de hacer coincidir el dibujo, la pintura, el grabado, el collage, el arte de las cajas y ensambles, las instalaciones y la música, las artes visuales y la literatura –sobre todo la poesía– que le brinda un sello inconfundible a cada una de sus obras”.

Sandra Pani comenta: “En mis cuadros —auténticas imágenes psicográficas, como les llama el poeta Alberto Blanco— empleo múltiples capas de pintura, veladuras, como vetas de nuestra conciencia, que –lejos de ir acumulando elementos– depuran, limpian y disuelven los elementos superfluos para llegar a los huesos y develar la esencia. Velo para develar. Así emana el campo de luz que envuelve a éstas sólidas y a la vez delicadas formas”.

Publicación del libro Sandra Pani 

La exhibición estará acompañada del libro Sandra Pani, una publicación que resume en 200 páginas la trayectoria artística de la pintora mexicana. Incluye el texto Árbol de huesos de Alberto Blanco, una conversación de la pintora con el escritor James Attlee, así como fotografías de su obra. Disponible en la tienda del Colegio de San Ildefonso.

Semblanza de Sandra Pani

Nació en la Ciudad de México en 1964. Estudió en la Chelsea College of Art and Design en Londres, Inglaterra; en Studio Arts College International, en Florencia, Italia, y en la Escuela Nacional de Artes Plásticas, en la Ciudad de México. Ha sido miembro del Sistema Nacional de Creadores del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes en tres ocasiones, y merecedora de la Beca de Apoyo para Jóvenes Creadores en dos ocasiones.

Ha tenido treinta exposiciones individuales, entre las que  destacan: “Árbol de huesos”, retrospectiva de 20 años, CECUT, Tijuana (2018); “Espejo de la pintura” (2016), en la Celda Contemporánea de la Universidad del Claustro de Sor Juana, en la Ciudad de México; “Denudatio perfecta”, Palacio de Medicina de la UNAM, en el Ex Convento de Santo Domingo, Oaxaca (2015); en el Museo de La Cancillería en la Ciudad de México y en el  Museo de Arte Abstracto Manuel Felguérez (2016); “My intangible self” en el Instituto Cultural de México en Miami (2016), Contemporary Art Museum CAM en Raleigh Carolina del Norte (2015), el Instituto Cultural de México en Washington (2014), el Instituto de Cultural de México en Nueva York (2013); “Mi columna vegetal”, Galería Juan Martín en la Ciudad de México (2013); “De ser árbol”, Sala Hermenegildo Bustos en el marco del Festival Internacional Cervantino (2011), en el Museo IAGO de la ciudad de Oaxaca, en la Galería Andrea Pozzo en la Universidad Iberoamericana en la Ciudad de México, en la Newcomb Gallery de la Universidad de Tulane en Nueva Orleans, Art Center de la Universidad de Texas en Brownsville, Embajada de México en Berlín (2014), Museo Nacional de Kazakhstan, CerModern en Ankara, Turquía (2016); “Dualidad y transformación”, en el Museo Diego Rivera Anahuacalli (2010); “Geografía del cuerpo” en el Museo Gene Byron dentro del Festival Internacional Cervantino (2003); “Dibujos recientes”, en el Museo MACAY Mérida Yucatán (1998) y “Subsistir” en el Museo del Chopo (1993).

Su obra forma parte de importantes colecciones privadas y públicas en México como en el Museo Nacional de la Estampa, Museo de la Cancillería, Museo de Arte Carrillo Gil, Museo Fernando García Ponce-MACAY, Museo Nacional de Medicina, Colección del Banco de México, Auditorio Nacional, Pago en Especie de la Secretaria de Hacienda, El proyecto de Rayuela y de la Tabla Periódica de los elementos de La Cabra Ediciones, entre otros.

En dos décadas, su labor creativa ha sido divulgada en los libros: “Rupestre. 7000 años de arte contemporáneo”, publicado por la UNESCO; “Miradas. Mujeres artistas en México”, editorial Arterisco (2015); “100 Autorretratos Mexicanos”, CONACULTA (2014); “El eco de las formas”, Alberto Blanco, Conaculta y Sandra Pani, de editorial Turner (2019), entre otros. Escritores y críticos como Salvador Elizondo, Alberto Blanco, Gonzalo Vélez, Germaine Gómez Haro, Miguel Ángel Muñoz, Karen Cordero y Santiago Espinoza de los Monteros, han reseñado su obra.

 

SANDRA PANI: ÁRBOL DE HUESOS 

Del 10 de octubre de 2019 al domingo 5 de enero de 2020

Colegio de San Ildefonso. Justo Sierra No. 16 y San Ildefonso No. 33, Centro Histórico

Horario: martes a domingos de 10:00 a 18:00 horas

Domingo: Entrada libre

Informes al tel. 3602 0000 exts. 1028 y 1076, o en www.sanildefonso.org.mx 

Admisión general

La admisión general a las exposiciones temporales es de $50.00

50% de descuento a estudiantes y maestros con credencial vigente. Entrada gratuita: Niños menores de 12 años, adultos mayores con credencial INAPAM, Programa de Membresías de San Ildefonso y Prepa SÍ (CDMX)