Sacerdote con coronavirus renuncia a un respirador y salva la vida de un joven

131

Por Andrea Yarith 

Un sacerdote italiano de 72 años de edad que había sido diagnosticado con coronavirus hizo su último acto de bondad y sacrificio al ceder su respirador a un joven, con la esperanza de salvar la vida de alguien más en la  batalla contra el nuevo coronavirus.

Se trata del cura Don Giuseppe Berardelli, quien falleció hace unos días en Italia después de haber renunciado al respirador  que necesitaba para donarlo a un paciente más joven, que según el cura, él sí podría superar la enfermedad, pues tenía más probabilidades de sobrevivir.

“Don Giuseppe murió como sacerdote. Y me conmueve profundamente el hecho de que él, arcipreste de Casnigo, haya renunciado para destinarlo a alguien más joven que él”, expresó un operador sanitario de la casa de reposo San Giuseppe al periódico  ‘Araberara’.

Por su parte, James Martin, un sacerdote jesuita y editor de America Mag, compartió sus condolencias por el difunto sacerdote en Twitter.

“Es un ‘Mártir de la caridad’, un santo como San Maximiliano Kolbe, quien en Auschwitz se ofreció como voluntario para reemplazar a un condenado con una familia y fue asesinado”, escribió Martin.

El párroco murió la noche del 15 de marzo en un hospital local en Lovere, donde había sido hospitalizado por problemas de salud. “Era un sacerdote que escuchaba a todos, quienquiera que se dirigía a él sabía que podía contar con su ayuda”, afirmó Clara Poli, alcaldesa de Fiorano.

“Cuando se le veía pasar era siempre alegre y lleno de entusiasmo. Ha regalado paz y alegría a nuestra comunidad”, expresó.

El medio italiano informó que no hubo funeral, pero que los residentes de Casnigo aplaudieron desde sus ventanas y balcones cuando el ataúd, donde reposan los restos de Giuseppe Berardelli, fue llevado al entierro.