Una mascota no es para todas ni todos, pues no se tiene en cuenta la responsabilidad que una mascota implica: amor, comida, un lugar cálido para descansar, estar limpio.
Este fue el caso de un hombre en España que torturaba a dos perritos brutalmente.

Al dueño de los perros les molestaba tanto que los perros ladraran, que los descargaba su ira en ellos.

Ante la poca intervención de las autoridades, fueron rescatados por Lets Adopt España, quienes arriesgándose a que el dueño de los perros los demandara, decidieron entrar a su casa y llevarse a los dos perritos.