Relaciones homosexuales en el reino animal 

261

Por Paulina García M.

“La homosexualidad existe en más de 450 especies. La homofobia sólo en una. ¿Cuál te parece más antinatural ahora?”, así lo afirma una frase conocida, pues es verdad que aún en nuestra actualidad son muchas las personas que califican esta preferencia sexual como una aberración. 

Sin embargo, la homosexualidad dejó de ser considerada una enfermedad mental por la OMS en 1990, así mismo, actualmente se sabe que no es una orientación única del ser humano, sino que es una conducta natural que siempre ha existido en diversas especies del reino animal.

El científico zoólogo Konrad Lorenz, en 1995 realizó un análisis del comportamiento de 1500 especies animales, en el que encontró que 450 de los animales mostraban tendencias homosexuales o bisexuales, teniendo entre sí cortejos, uniones afectivas, relaciones sexuales e incluso crianza de hijos con otros animales de su mismo sexo. 

Años más tarde, un estudio del doctor Nathan Bailey de la Universidad de California, corroboró que en todas las especies animales se pueden encontrar conductas homosexuales, aunque en cada una de ellas se manifiestan de distinta forma. 

En el caso de los delfines machos, utilizaban la sexualidad entre miembros del mismo sexo para establecer alianzas y lazos. Por su parte, en los bonobos se ha observado que un 60% de relaciones sexuales se dan entre hembras. 

Respecto a las ovejas, se ha visto que forman parejas homosexuales con las que se quedan de por vida. De igual manera, también existen casos documentados de especies del mismo sexo, que se han encargado de la crianza de uno o más hijos.

Así que, de acuerdo a los diversos estudios, los científicos aseguran que la homosexualidad y bisexualidad han existido desde nuestros orígenes, tanto en los seres humanos como en el reino animal. Sin embargo, a pesar de que se trata de una tendencia natural, aún no es aceptada en algunas partes del mundo, pues la homofobia ha permeado en una única especie: la nuestra.