El pasado fin de semana, se llevó a cabo el Foro de Educación Sexual Integral: Experiencias Educativas, en el Palacio Legislativo de San Lázaro. En dicho evento, la presidenta de la Comisión de Igualdad de Género, María Wendy Briceño Zuloaga, indicó que, de acuerdo con datos de organizaciones como la OCDE y GIRE, en México cada año se realizan entre 750 mil y un millón de abortos clandestinos.

La congresista destacó que de esta cifra, sólo el 10 por ciento de los abortos se relacionan con abusos sexuales, y las principales afectadas son mujeres de bajos recursos; a causa de una deficiente o inexistente educación sexual. 

“La clandestinidad de los procedimientos puede incluso provocar la muerte de niñas, adolescentes y mujeres que no tienen recursos económicos”

“Tenemos que abordar todos los temas, pero quitando el tabú de que son cosas que no podemos hablar. El embarazo de niñas y adolescentes es violencia hacia las mexicanas y debe de parar; tenemos que trabajar desde la prevención, así como la atención, pero sin cerrar los ojos a temas más amplios, como la despenalización del aborto”.

Detalló que muchos de los embarazos no deseados, culminan en una interrupción, debido al inicio de una vida sexual sin información ni acceso a métodos anticonceptivos. 

Finalmente, la diputada calificó de histórico que la Reforma Educativa contenga temas de perspectiva de género y educación sexual

“Veremos cambios en las mentalidades que nos permitan transitar a sociedades de mayor inclusión, con más diálogo y pacíficas”.