Rafiki, uno de los últimos gorilas de montaña en Uganda, fue asesinado por cazadores furtivos

107

Cuatro cazadores furtivos han matado a Rafiki, un conocido gorila de montaña, cuya especie se encuentra en peligro de extinción, ya que solo existe un millar de ejemplares en el mundo.

De acuerdo con la Autoridad de Vida Salvaje de Uganda, Rafiki, de 25 años de edad, fue asesinado en el Parque Nacional del Impenetrable Bosque de Bwindi donde dirigía a un grupo de 17 gorilas.

A través de un comunicado, la dependencia anunció la detención de cuatro cazadores furtivos por su presunta responsabilidad con la muerte del macho de espalda plateada (dominante) de la familia de Nkuringo.

Uno de los sospechosos, detenido el pasado 4 de junio, admitió que él y otros tres habían estado cazando antílopes en el parque, pero que mató al primate en defensa propia, explicando que el animal les intentó atacar, a él y a sus compañeros.

Rafiki llevaba desaparecido desde el 1 de junio y fueron los equipos de rastreadores del parque los que encontraron su cadáver en la misma reserva natural al día siguiente. 

De sacuerdo con la autopsia, el famoso primate falleció después de que un objeto afilado le atravesase la parte superior izquierda de su abdomen, penetrando tan profundo hasta alcanzar sus órganos internos.

Un portavoz de la autoridad dijo que los hombres aún no habían sido acusados, pero dijo que los posibles cargos podrían incluir la posesión de especímenes de vida silvestre, la entrada ilegal en un área protegida y el asesinato de una especie en peligro de extinción, lo que conlleva una pena máxima de cadena perpetua.

Con información de Andrea Yarith