Aunque tener relaciones sexuales es un acto placentero para la mayoría de nosotros, no todos lo disfrutan e incluso hay quienes lejos de gozarlo, lo sufren. Esto puede deberse a la ansiedad sexual, la cual es experimentada por ambos sexos, pero es más frecuentemente en los hombres.

La ansiedad durante el acto erótico, se produce cuando comenzamos a cuestionarnos sobre nuestro físico o tenemos pensamientos negativos respecto a la relación sexual que tendremos. En el caso de los hombres, pueden experimentar temores respecto al tamaño de su miembro, de tener una eyaculación precoz o de no satisfacer a la otra persona. Lo anterior propicia que las hormonas del estrés comiencen a interferir en la excitación sexual, por lo tanto, algunos incluso pueden tener problemas de erección debido a estos temores.

Para evitar o disminuir la ansiedad sexual hay que considerar una serie de puntos:

  • La comunicación es una de las partes más importantes al momento de mantener relaciones sexuales. Así que, pierde el miedo a hablar con el otro y coméntale lo que más disfrutas y lo que no.

  • Los juegos previos son muy importantes, pues son los que abrirán el camino hacia un encuentro excitante.

  • También hay que buscar que el sexo “sea un momento de placer y entrega mutua”, así lo menciona el artículo electrónico 10 tips vs ansiedad sexual.

  • Por último, es fundamental conocer cada parte de nuestro cuerpo, porque gracias a ello sabremos nuestras limitaciones y preferencias, para así indicar a nuestro compañero cuáles son nuestras zonas erógenas y qué es lo que más nos gusta.

Así que ya sabes, si tú o tu pareja sexual tienen problemas debido a la ansiedad, es importante conversar, para que en los próximos encuentros no haya temores y tengan momentos plagados de placer.