Paulina Malani, una mujer transexual de la Ciudad de México, denunció a través de sus redes sociales la discriminación que había sufrido por parte de una famosa cadena de gimnasios.

Paulina comenzó una terapia de reemplazo hormonal hace un año; ella habló con los encargados del gimnasio para que la dejaran entrar al baño de mujeres cuando los efectos de las hormonas se notaran, pero no fue así. La solución que le dieron fue simplemente entrar al baño de discapacitados.

El hecho ocurrió en Smartfit sucursal Xochimilco.

“No he podido hacer uso de las regaderas ni cambiarme de ropa dentro del vestidor, ya que normalmente utilizo un top deportivo debido a los cambios físicos desarrollados en mi cuerpo por la terapia de reemplazo hormonal”.

Mientras, se encuentra a la espera de una respuesta por parte de la empresa, y aclaró que el personal de su sucursal, siempre han sido amables.

La mujer habría recibido burlas en el baño de hombres durante su proceso, razón por la cual pidió el cambio.