En el Barrio de San Pablo ubicado en Chimahualcán, Estado de México, un hombre fue asesinado a sangre fría por dos asaltantes que viajaban a bordo de una motocicleta.

Según testimonios, los ladrones le habían pedido todas sus pertenencias mientras lo amenazaban con un arma, pero, el hombre de entre 35 y 40 años, sólo traía consigo 20 pesos.

“Al parecer solo tenía esos 20 pesos y por eso le dispararon”, comentó un policía.

Motivo por el cual, los asaltantes le dieron un disparo directo a la cabeza, el hombre quedó tirado sobre la banqueta.

La Fiscalía del Estado de México ha comenzado una investigación para esclarecer si fue un asalto o un ataque directo.