Un vídeo que circula por redes sociales captó el momento en que un presunto ladrón de autos fue colgado por elementos de  seguridad y los vecinos comenzaron a pegarle con palos y a cantar: “Dale, dale, dale…”, sí como piñata.

Los hechos ocurrieron en el centro de Tonalá, cuando una pareja reportó a las autoridades el robo de su vehículo donde iba su hija de 5 años de edad.

El ladrón se vio acorralado por los policías y descendió del vehículo para resguardarse en la azotea de una iglesia y ahí empezó la paliza, vea usted: