Debido a las recientes investigaciones en su contra, por presunto acoso sexual, el reconocido tenor español Plácido Domingo decidió poner fin a la colaboración que mantenía con la Ópera de los Estados Unidos, presentando su renuncia al cargo de director general de la Ópera de Los Ángeles, el cual desempeñaba desde el año 2003. 

El tenor quien ahora también es investigado por el sindicato de músicos de dicho país, le fueron canceladas todas sus presentaciones con la Ópera de San Francisco y la Filarmónica de Filadelfia.

A través de un comunicado, el intérprete mostró su pesar tras la decisión: “Mientras continúo trabajando para limpiar mi nombre he decidido que lo mejor para los intereses de La Ópera es que dimita como su director general y me retire en este momento de las actuaciones programadas. La recientes acusaciones contra mí en la prensa han creado una atmósfera que dificulta mi capacidad para servir a esta compañía que tanto quiero. Lo hago con pesar en el corazón y al mismo tiempo quiero expresar mis mejores deseos al Consejo y a la esforzada plantilla de La Ópera para que sigan creciendo y brillando”, expresó el tenor. 

Él ha negado toda acusación en su contra, mientras que su vocera, Nancy Seltzer se ha pronunciado a su favor, calificando de difamatorias, inmorales y llenas de inconsistencias dichas acusaciones.

Por Mariana Rojas.