La titular del Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres), Nadine Gasman Zylberman, llamó a generar políticas públicas que protejan y garanticen los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres; necesario, un cambio cultural e institucional que no criminalice el aborto, agregó.

“Levantaremos la voz tantas veces como sea necesario, hasta que se comprenda que las mujeres tienen derecho de no frenar sus sueños y proyectos a causa de un embarazo y una maternidad, cuando ésta no es deseada”, manifestó al participar en el foro “Progresividad de los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres”.

El evento organizado por legisladoras de Morena recogió las propuestas de diversos foros regionales para integrar a una iniciativa de reforma a la Ley General de Salud relativa al aborto.

Gasman Zylberman saludó este proceso de consulta y consideró que “las modificaciones a la ley de salud representarían un paso para contar con un marco jurídico idóneo integral y progresivo con los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres”.

Señaló que, según estadísticas de la Interrupción Legal del Embarazo de la Ciudad de México, siete de cada 10 mujeres que decidieron abortar tenían entre 18 y 29 años, un periodo de la vida en que pueden impulsar su vida académica y laboral.

De acuerdo con el Consejo Nacional de Población, en 2016 diariamente 32 niñas entre 10 y 14 años se convirtieron en madres. O sea, más de 10 mil menores ejercen la maternidad a causa de la violencia sexual o por falta de información y compromiso de las instituciones de salud en cuestión de educación sexual, agregó.

La funcionaria aseveró que el Estado mexicano, por su naturaleza laica, tiene la obligación y el compromiso de garantizar que los derechos sexuales y reproductivos se ejerzan con libertad y sin discriminación.

Llamó a avanzar hacia una política integral de Estado que abarque educación sexual. “Es necesario un cambio cultural e institucional que no criminalice a las mujeres por interrumpir su embarazo, ya sea por decisión en el ejercicio de su libertad o por haber sido víctima de violación”.

“Esta transformación sólo será posible de la mano de los tres órdenes de gobierno, por lo que hago un llamado para que cada cual, desde su trinchera, no frene el avance que fortalecerá el marco jurídico de las mujeres en materia de salud sexual y reproductiva”.

La titular de Inmujeres celebró el “avance histórico” que tuvo el Congreso de Oaxaca al despenalizar el aborto; no obstante, reconoció que “todavía falta mucho más”.

Sostuvo que es necesario avanzar en la armonización legislativa y generar políticas públicas en esta materia conforme a los más alta es más altos estándares internacionales en materia de derechos humanos.