Peta, la ONG que lucha por los derechos de los animales en diversas partes del mundo, criticó al cantante canadiense por haber adquirido recientemente dos gatos. La polémica no sólo surge en torno al precio que Bieber pagó por cada uno de los felinos, (uno de ellos le costó alrededor de 20 mil dólares y el otro 15 mil), sino también en torno al origen de la raza que escogió, ya que “Sushi y Tuna” son dos gatos que pertenecen a la raza Savannah. Dicha raza proviene de la cruza de un gato doméstico con un serval africano. La organización emitió su juicio ante el hecho de que Justin Bieber haya comprado este par de animalitos y lo exhiba en sus redes sociales, de manera específica en Instagram, ya que “Sushi y Tuna” cuentan con un perfil con cerca de 300 mil seguidores:

“Justin Bieber podría inspirar a sus seguidores de todo el mundo a salvar una vida adoptando un gato de cualquier refugio en lugar de contribuir a la superpoblación de animales”.

Ante la crítica, el canadiense no dudó en “defenderse” de la organización a través de sus historias en Instagram en donde escribió lo siguiente:

“PETA, preocúpense por problemas reales, como la caza furtiva y la brutalidad animal. ¿De verdad están enloqueciendo porque yo quise un tipo específico de gato? No se comportaron igual cuando conseguí a mi perro Oscar y él no fue adoptado… ¿todas las mascotas que tengamos deben ser de adopción? Yo pienso que la adopción ayuda, pero también pienso que cada uno puede elegir y para eso existen los criaderos”.

Ximena Delgado