En Baltimore, Maryland, en Estados Unidos una joven de 25 años pidió un servicio de Uber para que la llevara a su casa, cuando el padre se dio cuenta que su hija no llegaba decidió rastrear el viaje.

Inmediatamente se dirigió al lugar que arrojaba el mapa, y encontró en el cruce de West Timonium Road y Jennifer Road el auto con su hija y el chófer a bordo.

De acuerdo con información de medios locales, el conductor se encontraba atacando a la joven en el asiento trasero, en cuanto se dio cuenta de la presencia del papá de su víctima, la aventó para ponerse al volante rápidamente y huir.

Estos hechos fueron reportados inmediatamente a la policía, horas más tarde la plataforma de UBER se comunicó con la familia reportando que el socio conductor había sido dado de baja de la plataforma y poniendo a su disposición datos personales para dar con su paradero.

Joshua Robinson de 31 años fue detenido e imputado por cinco delitos, entre ellos violación y robo. ¿A caso no le pidieron sus antecedentes penales?