Este miércoles por la tarde, dos hombres se hicieron pasar por repartidores de Rappi para atracar a una persona que acababa de sacar una fuerte cantidad de dinero del banco. La sorpresa para los asaltantes fue que la victima era un militar retirado que cargaba consigo una arma de fuego y durante el asalto no dudó en disparar, por lo que uno de los victimarios perdió la vida en el lugar.

En el cruce de Edgar Allan Poe con Ejercito Nacional quedó el cuerpo sin vida del hombre entre 22 y 30 años.

Según se ha reportado, esta es una nueva forma de robo en la Ciudad de México.

Momentos más tarde, el padre del joven asesinado llegó al lugar y forcejeó con policías para que le dejaran ver el cuerpo de su hijo.

“Déjame pasar! Es mi hijo. ¡Déjame pasar! ¡Suéltenme! ¡Es mi hijo! Me gustaría que les pasara a alguno, a ver si van a estar así”, gritaba el padre del fallecido.