Antes de que se desgañiten más, algunos, les sugiero lean primero a fray Alonso de la Veracruz, fray Francisco de Vitoria y a fray Bartolomé de las Casas, para que vean que desde entonces la conquista fue cuestionada ante la corona ya española.

Por otro lado, para entender la relación entre declaraciones maduras y obradorianas, ambos gobiernos son participantes del foro social de Río y por lo cual tienen agendas progresistas latinoamericanas similares y contextualizadas a sus circunstancias nacionales, igual a las que tienen los gobiernos neoliberales que se reúnen en Davos (¿Ya entienden por qué no fue?). Quiero pensar que saben en qué consiste el multilateralismo geopolítico.

Por otro lado, tampoco olviden que en su toma de protesta como presidente constitucional, después de la ceremonia oficial, fue con las diversas autoridades indígenas autóctonas nacionales (esas que están reguladas en el 2 constitucional) que se encontraban en ceremonia de investidura comunal para que se le impusiera el Bastón de Mando, por lo que, además de ser el titular del Ejecutivo federal, es representante del Estado mexicano y “tlatoani” o mayordomo por imposición de las etnias y indígenas, así que como tal, tiene poder y representación de ellas para enderezar la querella.

Por otra parte, en lo personal, difiero de que se establezca el nacimiento de México desde la derrota de los nahuas mexicas a manos de los expedicionarios españoles y sus aliados tlaxcaltecas, zempoaltecas y cholultecas (a razón de 1 a 19)…

Ya que México no existía en ese entonces ni éramos mexicanos.

Mexicanos somos a partir del mestizaje y la independencia. En ésta sí ya hay un acto nacional de soberanía y autonomía. Antes no.

Por lo que la disculpa reclamada no es para México ni los mexicanos, pero sí para la tribus indígenas, que son las que fueron sometidas, avasalladas, conquistadas y extintas en algunos casos.

Pero no olviden que de haber sido conquistados los territorios mesoamericanos por los ingleses, hubieran sido extinguidos, por los portugueses marginados y esclavizados (que sí, los indígenas mexicanos fueron esclavizados por la iglesia católica al imponerles su religión u dogma sincréticamente a su poliidolatria) y por los franceses esclavizados.

Con los chinos hubo intercambios comerciales y con los vikingos también los hubiera habido, pero no llegaron hasta acá.

Se equivoca AMLO si quiere sentar la tesis de que México fue conquistado por España, ya que ni era México ni era España.

Carlos Abascal Carranza, uno de los teóricos de la derecha, allá por 1999-2000, traía la tesis de reescribir la historia nacional para reconciliar las distintas facciones pasadas en el contexto contemporáneo. Cuando le pregunté hasta donde se remitía y si ello consistiría en reescribir la historia para darle cabida a las étnicas indígenas y la importancia del mestizaje, me contestó que no, que era para rescatar la figura de Lucas Alamán, Bustamante, Miramón, Mejía y Zouluaga, esto es, los conservadores derrotados en el siglo XIX mexicano.

Así que, ni tanto que queme al santo ni tanto más de lo demás.

Para hablar de historia, hay que quitarse las vestiduras de prejuicios para no desgarrarselas…

Y en el fondo, ¿Por qué no reconciliar a las naciones en igualdad de derechos?

Aquí hay mediadores, ellos nos sabrán hablar de la importancia que tienen las disculpas en la solución de conflictos.

Así como entre los individuos, también el respeto al derecho ajeno, es la paz.
Que el PRI y el PAN se disculpen por tanta corrupción que cometieron con recursos públicos que postraron en la pobreza e ignorancia al pueblo mexicano.