Realizar actividades artísticas como cantar y bailar reduce el estrés y ayuda a mantener una buena salud, ayudando a prevenir enfermedades como la diabetes, cáncer e incluso trastornos mentales, así lo ha confirmado la Organización Mundial de la Salud (OMS) bajo un estudio publicado el 11 de noviembre de 2019.

“Llevar el arte a la vida de la gente mediante actividades como bailar, cantar, ir a museos y conciertos ofrece un factor adicional sobre cómo podemos mejorar la salud física y mental”, así lo confirma el director regional interino de la OMS para Europa.

El estudio publicado el 11 de noviembre ha analizado las evidencias proporcionadas por más de 900 publicaciones, siendo la evaluación más exhaustiva sobre salud y artes realizada hasta la fecha. 

Gracias a las 900 publicaciones del  estudio se han citado ejemplos que muestran cómo las artes pueden tratar complicados problemas tales como:

  • Apoyan el desarrollo infantil (incluyendo el vínculo madre-hijo, adquisición del habla y el lenguaje, y logro educativo)
  • Ayudan a prevenir la mala salud (incluida la mejora del bienestar y salud mental, reduciendo el impacto del trauma)
  • Ayudan con el manejo de enfermedades no transmisibles (incluyendo cáncer, enfermedades respiratorias, diabetes, etc.)

El experto destaca que el estudio trata la salud y el bienestar “en un contexto social y comunitario más amplio, y ofrece soluciones que hasta ahora la práctica médica común no ha podido abordar con eficacia”.

En otras palabras se ha demostrado  que algunas actividades artísticas no sólo producen buenos resultados, sino que también pueden ser mejores que los tratamientos biomédicos más comunes.

Con información de Andrea Yarith.