No se llama “Ángela”, la autoridad prefirió llamarla así en lugar de investigar

177

El 23 Marzo del 2015 alguien se atrevió a abandonar a una niña de aproximadamente 2 años 8 meses de edad. Metió su cuerpecito dentro de una mochila y la dejó cerca de una jardinera en la calle Berlín de la Colonia Juárez, en la Ciudad de México.

Ese alguien, en este momento en que usted me lee, viaja en el metro, maneja su auto, cruza la esquina, está formado junto a usted en la fila de un centro comercial, fue su vecina o bien, tiene en sus brazos otro bebé.

Quienes dejaron la mochila han gozado de libertad e impunidad, mientras que la autoridad prefirió darle el nombre de “Angela” en lugar de justicia, verdad e identidad luego que ella permaneciera un año en una gaveta del Instituto de Ciencias Forenses de la Ciudad de México sin ser identificada. La entonces Procuraduría de Justicia de la Ciudad de México, convocó a una conferencia de prensa y difundió un retrato que en nada se parecía a ella. De nada sirvió tanta difusión a nivel nacional e internacional si el retrato no tenia ninguna coincidencia física y los datos aportados por la autoridad fueron todos erróneos y hoy, aclaro, NO estaba desnutrida, NO fue golpeada ni fue maltratada y aunque sí hubo agresión sexual, No fue violada como lo aseguró la autoridad. No es “la niña de la maleta”, ella tiene un nombre y una historia.

Esta petición es para que aquellos medios que reprodujeron lo que la autoridad erróneamente hizo público, la petición es que compartan y difundan a sus lectores la imagen real de ella. A veces me he sentido, muy sola en este camino de búsqueda de respuestas y necesito su ayuda.  Esta petición es para aquellos medios o no que no conocían su historia, que escribí con fecha del 23 de Marzo de 2016 en www.periodismoatodaprueba.blogspot.mx

¿Dónde está la madre de esta pequeña? ¿Quién es el padre? ¿Sus abuelos? ¿Tenía hermanos, tíos? ¿Por qué nadie la reclamó? ¿Es más grande el miedo que la culpa? ¿Por qué nadie denuncia a su agresor? ¿Por qué a nadie de su familia le ha dolido y han callado? ¿Qué hay detrás de su muerte. ¿Quién cuidaba de ella? Por qué olvidarla en lo físico, cuando seguramente quienes saben de ella, la tienen presente todos los días y la recordaran como yo, por el resto de su vida.

Soy reportera y he tomado el caso e iniciado una investigación desde hace 4 años en la que he puesto alma, corazón y conocimientos para aportar periodísticamente con pistas y con ello, aún después de muerta, restituir su derecho a la identidad.  Cada noche trabajo en las posibilidades de quienes me escriben y tardo semanas, a veces meses en descartarlas.   México, es un país donde asesinan a 10 mujeres al día y me niego a olvidar que hubo una pequeña a la que asesinaron y nadie reclamó. Olvidarla sería aceptar ya cualquier cosa como periodista.

Su nombre NO ES #Ángela, así la llamaron las autoridades de la Ciudad de México que además de los errores en la investigación y que jamás quisieron asumirlos y enmendarlos, prefirieron enterrarlos junto con su cuerpo.

Desde hace 4 años que investigo y comparto desde mis redes sociales: @yohaliresendiz y en Facebook Yohali Reséndiz, ésta fotografía real para que alguien la reconozca, nunca por morbo sino con un objetivo honesto: el que alguien pueda reconocer a la pequeña, aporte datos y con ello, le sea devuelta su identidad, verdad y justicia.

¿La reconoces?

Recibiré información de la pequeña en el correo: periodismoatodaprueba@gmail.com personalmente la leeré y daré seguimiento serio, profesional a cada pista.

Sé de la valía de la solidaridad cuando la ciudadanía apoya una causa y de antemano agradezco a quienes difundan y compartan respetuosamente el rostro de ella o bien aporte datos, datos verídicos. Estoy a la orden para cualquier aclaración del caso.

¿Tienes información? Contáctame. periodismoatodaprueba@gmail.com y en twitter @yohaliresendiz