El Sistema Nacional de Transparencia, Acceso a la Información Pública y protección de Datos Personales (SNT), a través de la Comisión de Archivos y Gestión Documental se pronunció respecto a la perdida de documentos en varias dependencias; casos de corrupción y delitos, como el de Samir Flores, activista contra la termoeléctrica de Huexca.

La Fiscalía General de la República de plano desconoce dónde quedó el expediente de Elba Esther Gordillo. Está “perdido”. Por su parte, la Fiscalía General del Estado de Morelos, admitió que las pruebas del asesinato de Samir Flores, no están, no las encuentran.

Uno de los casos que más resaltan fue el relacionado con un incendio en enero pasado con información del Instituto Jalisciense de Asistencia Social, donde se perdieron más de 1,200 denuncias sobre robo de vehículos y autopartes en los corralones.

Y “sin querer”, parte del acervo documental del siglo XIX, de la Universidad Autónoma de Zacatecas, se fue a una RECICLADORA DE PAPEL.

Otro caso, que levantó indignación entre la comunidad universitaria, fue el envío de parte del acervo documental de la Universidad Autónoma de Zacatecas, que contenían valiosas piezas del Siglo XIX, a una recicladora de papel.

Los denunciantes han pedido a las autoridades que se investiguen estos hechos, pues algunos archivos son parte de la memoria histórica de la nación.