En la Universidad de Baylor, en Texas, Estados Unidos, un grupo de científicos descubrió una extraña pero interesante masa metálica en la Cuenca de Aitken, ubicada en la  cara oculta de la Luna.

Los científicos mencionaron por medio de un comunicado, que podría tratarse de los restos de un asteroide pesado de níquel y hierro que chocó contra esa parte de la Luna. Peter B. James,  profesor asistente de geofísica planetaria en la Facultad de Artes y Ciencias de Baylor, detalló que el cráter en sí mismo es de forma ovalada y tiene unos 2 mil 600 kilómetro de ancho y varias millas de profundidad.

“Imagina tomar una pila de metal cinco veces más grande que la Isla de Hawai y enterrarla bajo tierra. Eso es aproximadamente la masa inesperada que detectamos”.

Sin embargo, el científico no descartó otras teorías y mencionó lo siguiente:

“Otra posibilidad es que la gran masa podría ser una concentración de óxidos densos asociados con la última etapa de la solidificación del océano de magma lunar.”

El equipo de investidores está conformado por:  Peter B. James, David E. Smith, Paul K. Byrne, Jordan, H. Jay Melosh y Maria T. Zuber.