Desafortunadamente los suicidios en menores son un tema del que aquí hemos informado en los últimos meses, y en esta ocasión se registró otro caso, esta vez un menor de apenas ocho años se quitó la vida en la alcaldía Iztacalco.

Se trata de Dereck, un menor al que le negaron el permiso para salir a jugar la tarde del sábado y según reportes oficiales, se quitó la vida en su recámara donde se colgó con una corbata.

Según la declaración de los tíos maternos del menor, tras negarle el permiso para salir a jugar a la calle, el menor subió a su recámara y tras minutos sin que hiciera ruido, subieron a verlo, momento en el que lo encontraron colgado en el clóset.

Inmediatamente lo bajaron y lo trasladaron a una clínica particular donde confirmaron la muerte del menor.

Por este hecho se inició una carpeta de investigación por homicidio culposo por otras causas, mientras, la madre del menor se presentó ante el Ministerio Público para denunciar a sus familiares.

Ahora se sabe que el menor vivía con sus tíos y abuelos maternos debido a que el padre de Dereck se encuentra en el Reclusorio Norte por el delito de robo, y ella por “motivos personales” no vivía con su hijo.

El menor además ya tenían antecedentes de pensamientos suicidas e incluso tenía agendada una cita en el psicólogo este 20 de noviembre pues había manifestado su deseo por quitarse la vida debido al bullying que le hacían sus compañeros de tercer grado de primaria.