Neonazis incitan a infectar de COVID-19 a judíos y musulmanes

119

Extremistas de derecha en Londres aprovechan la pandemia para emitir su mensaje de odio

De acuerdo con información compartida por organizaciones antirracistas del Reino Unido, grupos de extrema derecha radicados en Londres se han organizado para iniciar lo que parece ser una campaña de odio dirigida en contra de la población judía y musulmana. El mensaje de este círculo neonazi busca convencer a sus seguidores de infectar deliberadamente tanto a judíos como a musulmanes con covid-19.

A pesar de lo deplorable que puede resultar este mensaje de odio y exclusión, la Comisión para contrarrestar el extremismo del Reino Unido informó que también la extrema izquierda y grupos islamistas han emitido mensajes similares, con un discurso intolerante, que incita la división de la sociedad, e inserta las diferencias entre un grupo y otro dentro de narrativas que favorecen la cínica intención proselitista de estos grupos, ya sean de derecha o de izquierda. 

Y es que, si bien los neonazis incitan a sus prosélitos a infectar con coronavirus a judíos y musulmanes, por su parte los musulmanes han hecho lo propio difundiendo entre sus miembros que el Covid-19 es un mensaje divino de Alá para occidente con el que castiga su degeneración, mientras tanto, también se argumenta que la raíz del problema es una conspiración judía que envuelve la red 5G.

Por otro lado, The independent ha encontrado foros en internet donde personas se congratulan con el anuncio de muertes por covid entre la población negra y otras minorías étnicas. El racismo ha sido siempre un hervidero de prejuicios y estereotipos que terminan enraizados en el imaginario colectivo de la sociedad, engendrando personajes que hoy deberían resultar más bien caricaturescos que un reflejo leal de la realidad, tal es el caso del judío conspirativo y avaro, o el terrorista de medio oriente, revertir este proceso de estigmatización social requiere de educación, tolerancia y pluriculturalismo; la xenofobia también se puede contagiar deliberadamente. 

Con información de J. Augusto Peña