Muere primer perro a causa de COVID-19

78

Los dueños tardaron un mes en encontrar un veterinario dispuesto a hacerle la prueba al can

Medios internacionales han quedado conmovidos con la historia de “Buddy”, el primer perro que fue diagnosticado con coronavirus, en Nueva York, Estados Unidos. El can, de siete años de edad, comenzó a presentar problemas respiratorios el mes de abril; sus dueños tardaron un mes en encontrar a un veterinario que estuviera dispuesto a hacerle la prueba de Covid-19 a su mascota. 

De acuerdo con la información publicada, el fallecimiento de Buddy tuvo lugar el pasado 11 de julio, luego de que su familia decidiera que era mejor aplicarle la eutanasia, considerando lo delicado que era el estado físico del animal. Según lo que relatan los dueños del perro,  la familia Mahoney, este presentaba problemas respiratorios, debilitamiento y comenzó a vomitar sangre.

Por otro lado, médicos señalan que es probable que la muerte de Buddy haya sido causada más bien por un linfoma, un cáncer que ataca el sistema linfático, que transporta glóbulos blancos a través del cuerpo. Los dueños del pastor alemán lamentan que los servicios médicos hayan presentado lo que consideraron poco interés en investigar los efectos del covid-19 en animales, particularmente domésticos.

La familia Mahoney compartió para National Geographic que justamente cuando Buddy cumplió sus siete años, fue cuando comenzó a presentar algunos problemas respiratorios, luego comenzó a bajar de peso, dejó de ser enérgico y perdió interés en las actividades que antes disfrutaba, quedándose recostado la mayoría del tiempo.

Fue cuando se preocuparon y decidieron buscar ayuda médica profesional porque habían escuchado que el coronavirus se podía contagiar a animales y temían que fuera el caso. Una vez que encontraron a un veterinario que confirmó lo que temían, le hicieron la prueba a Duke, su otro perro, y arrojó un resultado negativo en su correspondiente prueba.

Cuando Buddy presentó un murmullo en el corazón, comenzó un tratamiento con esteroides y antibióticos, sin embargo el 11 de julio, su condición empeoró y comenzó a vomitar sangre, su familia decidió que lo mejor era detener su sufrimiento de la forma menos dolorosa posible. 

La familia Mahoney compartió con national Geographic información que les dieron dos médicos que indica que el perro tenía linfoma; esto podría significar que el linfoma empeoró los síntomas del covid, o que incluso pudo haberlos originado, nada es claro, no obstante, debido a la poca investigación que se ha llevado a cabo respecto a cómo evoluciona el coronavirus en animales. En Estados Unidos solo se han detectado 25 animales infectados del virus.

Con información de J. Augusto Peña