Lewis, el koala que fue rescatado por Toni Doherty durante un incendio forestal en Australia, fue sacrificado, debido a que las quemaduras que presentaba en manos, pies, brazos y en el interior de sus piernas empeoraron; así lo informó el Port Macquarie Koala Hospital a través de su cuenta de Facebook:

Today we made the decision to put Ellenborough Lewis to sleep. We placed him under general anaesthesia this morning to…

Posted by Koala Hospital Port Macquarie on Monday, November 25, 2019

“Hoy tomamos la decisión de dormir a Ellenborough Lewis. Lo colocamos bajo anestesia general esta mañana para evaluar sus quemaduras y cambiar los vendajes. Recientemente publicamos que “las quemaduras pueden empeorar antes de que mejoren”. En el caso de Ellenborough Lewis, las quemaduras empeoraron, y desafortunadamente no habrían mejorado. El objetivo número uno del Hospital Koala es el bienestar animal, por lo que se tomó esa decisión.
Le agradecemos su continuo apoyo.”

La historia de Lewis se viralizó rápidamente en redes social, sin embargo, es uno de los cientos de animales que murieron a causa del incendio forestal, pues los rescatistas que caminaron entre los restos en busca de sobrevivientes, descubrieron que otros koalas murieron quemados en los eucaliptos donde habían buscado refugio.

Aquí el rescate de Lewis: