La Alta Comisionada para los Derechos Humanos de las Naciones Unidas, Michelle Bachelet, está en México y, como parte de sus actividades en el país, realizó una visita al Senado de la República en donde refrendó su compromiso para salvaguardar y garantizar los derechos humanos en México. Informó que por la mañana firmó un acuerdo en la Secretaría de Relaciones Exteriores que permitirá a la ONU acompañar el proceso de investigación del caso Ayotzinapa. 

Por otra parte, la Alta Comisionada celebró la paridad de género del Congreso de la Unión, pues expresó su preocupación por el retroceso de los derechos humanos que actualmente vivimos.

“Estamos viviendo un retroceso de los derechos humanos desde el punto de vista, tanto del lenguaje y en el derecho de las mujeres”.

Además, señaló que la ONU enfrenta múltiples desafíos como los flujos migratorios; los desplazamientos de un país a otro o internos por conflictos de sequía, violencia y seguridad que, de continuar así, estos se agravarán, aunado también los desafíos en materia ambiental como el cambio climático. 

La  Alta comisionada también escuchó a integrantes del Senado, quienes le expresaron su preocupación sobre desapariciones forzadas, violación y amenaza a los derechos de niñas, niños y mujeres. Algunos mencionaron su inconformidad y rechazo a la creación de la Guardia Nacional. Respondió que mañana firmará un acuerdo en relación al proceso de Creación de la Guardia Nacional y enfatizó que la participación de su oficina será con sentido de protección a los derechos humanos.