Mentiras, videos (y todavía no aparece el sexo).

6

Desde que el llamado señor de las ligas René Bejarano fue grabado con las manos en el dinero, los audios y vídeos filtrados a los medios con revelaciones que comprometen a todo tipo de personajes de la vida nacional ya son familiares. Y esta semana, tres hechos nos lo recuerdan al tiempo que parecen anticipar la llegada de más material que seguramente logrará buena audiencia y tener entretenidas a muchas personas.

El primero forma parte del caso Lozoya, apareció en una cuenta de YouTube que supuestamente era de un hermano del ex director de Pemex que por supuesto se deslindó, lo mismo que el jefe de uno de los que ahora recibieron las pacas con billetes de 200 y 500, el actual gobernador de Querétaro que en ese tiempo era senador y al que relacionan con sobornos millonarios para aprobar la reforma energética del sexenio pasado.

Francisco Domínguez, gobernador de Querétaro, da positivo a COVID-19

Éste echó mano del viejo recurso del chivo expiatorio y corrió a su ahora apestado ex secretario particular, mientras que el resto de los señalados en la denuncia de Lozoya (que, por cierto, también se filtró a medios y redes sociales por esos días con algunas manipulaciones en la numeración de sus páginas), en vez de guardar prudente silencio o al menos decir que estaban dispuestos a hacer todas las aclaraciones necesarias, optaron por actuar de un modo que recuerda el viejo truco de allá va el ladrón para tratar de desviar sospechas cada vez más evidentes con recursos como la negación histriónica, la descalificación -por venir de un delincuente al que hasta hace poco suponían colega-, o la absurda demanda por daño moral a un político.

Legisladores panistas piden a la FGR investigar a implicados en video

El golpe tuvo su acuse de recibo y la expectativa volvió a crecer pues en columnas de periódicos se ha manejado que no solo hay más videos sino que Lozoya y uno de sus cómplices tenían montada una suerte de antro-oficina para amigos en la calle Copérnico de la colonia Anzures con membresía de millón de dólares, vinos finos y escorts venidas de Europa del Este, donde todo se video grababa. Al igual que los sobornos a senadores cuya ambición terminó perdiéndolos pues hasta debieron correr por el dinero, brillando sus ojos y pasando por alto que podían ser grabados recibiendo efectivo tal como se hizo desde hace años con Bejarano, Imaz y un largo etcétera.

Pero como ya se dice en la picaresca popular, el que a video mata a video muere. Así que la respuesta no tardó mucho en llegar, ahora en forma de bolsa de papel con dinero recibida por el hermano de AMLO, grabado supuestamente por un enviado del entonces gobernador Manuel Velasco. Un recto que lo mismo trajo una furiosa andanada a cargo de adversarios y enemigos de la autodenominada 4T, que estrambóticas invocaciones a Leona Vicario a modo de justificación. Lo novedoso, al menos hasta ahora, es lo dicho por el presidente respecto a que la Fiscalía de la República deberá investigar a su hermano.

Difunden vídeos del hermano del presidente de México recibiendo paquetes  con dinero - Noticias Internacional - El Periódico Extremadura

Sin embargo, y como suele pasar en otros casos, lo relevante está en los detalles. No sólo quién se supone grabó a Pío, y al hacerlo quedó sepultado políticamente o con poca fortuna quizá hasta en la cárcel, sino el que ordenó filtrarlo, al o a los que beneficia la difusión de este y otros videos, si de paso así cobran cuentas pendientes cargándole la culpa a otros, y algo muy importante: quién o quiénes tienen la capacidad técnica de hacer todo esto.

Como es obvio que debe haber más audios y videos que los referidos por Lozoya, si se quieren evitar futuros videoescándalos no estaría de más que los restos del aparato de inteligencia y seguridad se pusieran a investigar a quiénes tienen estas capacidades que incluyen espionaje, acopio y procesamiento de información, seguimientos de campo, intervención de comunicaciones, software y demás artilugios tecnológicos que simplemente desaparecieron de oficinas de gobierno como la Unidad de Inteligencia Financiera de Hacienda o el extinto Cisen. Lo que tal vez conduzca a sus ex colegas, o más en concreto a la red donde pertenece un ex funcionario sobre todo conocido por el público en su papel de procurador en el Estado de México durante la muerte de la niña Paulette: Alberto Bazbaz Sacal. Una red sobre la que, por cierto, no se habla mucho en los medios.

El historial de Alberto Bazbaz, el personaje cercano a Peña acusado de  espionaje

El tercer hecho es otro vídeo que muestra la persecución y disparos a una camioneta por parte de personal militar en el estado de Mataulipas, cuya novedad no es la filtración sino que fue grabada por algún elemento de esa tropa y lo que deja ver y oír: se sigue disparando después de la orden de detener el fuego, o al saber que hay una persona con vida alguien, seguramente con la adrenalina al tope, grita que lo maten. Al hacerse público que el asesinado era una persona que iba secuestrada se confirma, una vez más, la mala idea de emplear militares en tareas de seguridad pública pero también como en esta situación el video filtrado puede contribuir en la búsqueda de justicia.