Los Rolling Stones podrían demandar a Donald Trump por derechos de autor

71

El presidente de E.E.U.U. ha usado una canción de la banda para su campaña de reelección

El presidente Donald Trump ha estado usando una de las canciones más conocidas de la banda británica de rock The Rolling Stones; la canción es “You can’t always get what you want”, y la utilizó por última vez en un mitin realizado en Tulsa, Oklahoma; anteriormente la había utilizado en un mitin que tuvo lugar el año 2016. La banda ante esta situación ha solicitado al mandatario estadounidense dejar de utilizar su música en campañas políticas o de lo contrario tomarán acciones legales. 

Según informes de The Associated Press, la música de los Rolling Stones ha estado siendo utilizada en campañas políticas de Donald Trump a pesar de que la banda no autoriza que su música tenga estos fines. En un comunicado la banda manifestó que “los Rolling Stones están tomando medidas adicionales para evitar que use sus canciones en el futuro en cualquiera de sus campañas políticas”, y añadieron que “En caso de que Donald Trump ignore esto y persista, será procesado por violar los derechos de autor y reproducir música no autorizada”.

En cuanto a los derechos de autor, se informó también que el equipo legal de los Stones está trabajando con BMI para evitar que la música de la banda sea utilizada con fines políticos ya sea por Donald Trump, o por cualquier otro personaje de la política. Por otro lado, BMI dijo en un comunicado a CNN que la campaña de Trump tiene una “licencia de entidades políticas” que autoriza la actuación pública de más de 15 millones de obras musicales en el repertorio de BMI en eventos de campaña.

“Sin embargo, existe una disposición que permite a BMI excluir obras musicales de la licencia si un compositor o editor se opone a su uso por una campaña”, dijo BMI. “El IMC recibió tal objeción y envió una carta notificando a la campaña de Trump que las obras de los Rolling Stones han sido retiradas de la licencia de la campaña, y notificando a la campaña que cualquier uso futuro de estas composiciones musicales violará su acuerdo de licencia con IMC “.

La organización de derechos de música BMI determina cuáles canciones de su catálogo se pueden reproducir en eventos públicos y además determina en qué lugares se pueden reproducir estas canciones. Según informes de IMC los Rolling Stones pueden optar porque su música no se pueda reproducir en eventos públicos de políticos. Trump estaría violando el acuerdo de licencia si vuelve a reproducir la canción en alguna de sus campañas, cosa que ha hecho desde el año 2016 en su campaña presidencial. 

Otros artistas se han negado a que Trump utilice su música en sus campañas; el conjunto de rock Queen le prohibió al presidente de los Estados Unidos reproducir su canción We are the champions. Lo mismo ocurrió con los familiares del fallecido Tom Petty, quienes emitieron un aviso de cese y desistimiento para Trump después de que se reprodujera I won’t back down en uno de sus mítines. Adele, R.E.M. y Neil Young, son otros de los varios artistas que han solicitado que su música no sea utilizada con fines políticos por Donald Trump. 

Con información de J. Augusto Peña.